Seguidores

sábado, 16 de febrero de 2013

Bisbita ribereño alpino (Anthus spinoletta)

Bisbita ribereño alpino (Anthus spinoletta)

Bisbita ribereño alpino (Anthus spinoletta)

Bisbita ribereño alpino (Anthus spinoletta)

Bisbita ribereño alpino (Anthus spinoletta)

Bisbita ribereño alpino (Anthus spinoletta)

Bisbita ribereño alpino (Anthus spinoletta)

Bisbita ribereño alpino (Anthus spinoletta)

Bisbita ribereño alpino (Anthus spinoletta)

Bisbita ribereño alpino (Anthus spinoletta)

Bisbita ribereño alpino (Anthus spinoletta)

Bisbita ribereño alpino (Anthus spinoletta)

Bisbita ribereño alpino (Anthus spinoletta)

Bisbita ribereño alpino (Anthus spinoletta)

Bisbita ribereño alpino (Anthus spinoletta)

Bisbita ribereño alpino (Anthus spinoletta)

Bisbita ribereño alpino (Anthus spinoletta)

Bisbita ribereño alpino (Anthus spinoletta)

Bisbita ribereño alpino (Anthus spinoletta)

Bisbita ribereño alpino (Anthus spinoletta)

Distinguen al Bisbita Alpino de los otros bisbitas que crían en nuestro país, su gran tamaño, plumaje más grisáceo y patas pardo-oscuras, casi negras. En todas las estaciones deja oír un duro y típico grito, «fib», que a veces emite en una lenta serie. Dos razas de esta especie se han aislado geográficamente, una de montaña (Bisbita Alpino) y la otra marítima (Bisbita Costero), que principalmente se distinguen por la coloración blanca o grisácea, respectivamente, de las rectrices [Plumas laterales de la cola.] externas. Al borde del mar, el Costero se alimenta de pequeños crustáceos, insectos o pececillos. El alpino, en cambio, se alimenta principalmente de insectos, que captura en las praderas de montaña y áreas desforestadas altas, que constituyen sus terrenos predilectos. Recorre esta baja vegetación caminando rápidamente. Sin embargo, muchas veces canta en época de cría desde algún árbol próximo o hilo telegráfico. Llegado el mal tiempo, realiza movimientos trashumantes que le desplazan a zonas bajas donde frecuenta puntos cercanos al agua dulce, complementando en este caso su alimentación con moluscos acuáticos. Identificación: Partes superiores pardo-grisáceas; más grande y más gris que los bisbitas pratenses o arbóreos; cola con rectrices externas [Plumas laterales de la cola.] blancas; patas pardo oscuro; sexos iguales. Nidificación: Construye nido de hierbas secas en acantilado o en tierra, en una cavidad, a menudo guarnecido por vegetación, e incluso en un talud o muro; puesta, abril-junio, de 4 a 5 huevos blanco sucio con marcas grises y pardas; incubación, sólo por la hembra, de unos 14 días; los pollos, cebados por ambos sexos, dejan el nido después de unos 16 días; normalmente dos crías. Alimentación: Insectos; pequeños crustáceos y moluscos; algunas semillas, restos vegetales y pececillos. Hábitat: Montañas y riscos.

1 comentario:

fabian mora yus dijo...

tenia hambre esta bisbita la pillaste com la boca llena