Seguidores

domingo, 24 de junio de 2018

Búho real (Bubo bubo)

Búho real (Bubo bubo)

Búho real (Bubo bubo)

Búho real (Bubo bubo)

Búho real (Bubo bubo)

Búho real (Bubo bubo)

Búho real (Bubo bubo)

Búho real (Bubo bubo)

Búho real (Bubo bubo)

Búho real (Bubo bubo)

Búho real (Bubo bubo)

Búho real (Bubo bubo)

Búho real (Bubo bubo)

Búho real (Bubo bubo) La más grande de las rapaces nocturnas europeas, el búho real es un formidable depredador capaz de alimentarse de una enorme variedad de presas. De carácter reservado y solitario, puede instalarse en los más diversos hábitats, aunque prefiere las zonas bravías con abundantes roquedales, tajos y cortados. La disminución de su presa fundamental —el conejo—, los accidentes con tendidos eléctricos, los atropellos y la caza furtiva constituyen sus principales problemas de conservación. Clasificación Orden Strigiformes; familia Strigidae Longitud 57-75 cm. Envergadura 140-188 cm. Identificación Aunque en la anatomía del búho real se identifican las características comunes a la mayoría de las rapaces nocturnas, rápidamente llaman la atención su gran tamaño —es el búho más grande de nuestra fauna—, su corpulencia, sus poderosas garras y una voluminosa cabeza rematada por largas “orejas” (penachos cefálicos) en la que resaltan unos bellos ojos de color naranja y expresión desafiante. Esta rapaz nocturna posee un plumaje muy críptico en el que predominan los tonos leonados, pardos y marrones, aunque es más oscuro en las regiones dorsales, más claro en la zona ventral —tachonada de listas y de un fino barrado— y blanquecino en la garganta. Tiene las alas largas y redondeadas, y un vuelo poderoso y rectilíneo. Canto Tanto machos como hembras —estas últimas con una voz algo más aguda— emiten un profundo y grave buhuu, que puede escucharse a gran distancia. Durante la época de celo, las parejas se contestan con una serie más rápida de notas cortas, terminadas con el reclamo típico: bu-hu-hu-hu, buhuu.

jueves, 14 de junio de 2018

Gyps fulvus (Buitre leonado)

Gyps fulvus (Buitre leonado) 

Gyps fulvus (Buitre leonado) 

Gyps fulvus (Buitre leonado) 

Gyps fulvus (Buitre leonado) 

Gyps fulvus (Buitre leonado) 

Gyps fulvus (Buitre leonado) 

Gyps fulvus (Buitre leonado) 

Gyps fulvus (Buitre leonado) 

Gyps fulvus (Buitre leonado) 

Gyps fulvus (Buitre leonado) 

Gyps fulvus (Buitre leonado) 

Gyps fulvus (Buitre leonado) 

Buitre leonado (Gyps fulvus) Desde que los antiguos pobladores de la Península Ibérica se hicieron ganaderos hasta nuestros días, el buitre leonado ha estado estrechamente ligado a las actividades pastoriles del hombre, realizando una eficaz, aunque a veces incomprendida, labor sanitaria. Neciamente perseguido durante décadas, este carroñero entró en un peligroso declive del que, relajada la presión, se recuperó de forma espectacular. Desgraciadamente, el repunte del uso del veneno y los cambios en la gestión de carroñas, basureros y muladares vuelven a proyectar sombras de incertidumbre sobre el futuro de esta enorme rapaz. Descripción y Clasificación Orden Accipitriformes; familia Accipitridae Longitud 95-110 cm. Envergadura 230-265 cm. Identificación El buitre leonado es una rapaz inmensa e inconfundible, dotada de excelentes adaptaciones para la detección y el consumo de carroñas de gran tamaño. Con más de 2,5 metros de envergadura y un peso de 6-9 kilos, este carroñero es una de las aves más voluminosas de Europa y también una de las más longevas. Apenas existe dimorfismo sexual —al margen de sutiles diferencias difícilmente apreciables en el campo— en cuanto a tamaño y diseño. Las aves adultas tienen una coloración general pardo-grisácea, con las regiones dorsales algo más pálidas, en contraste con las rémiges oscuras, mientras que las ventrales son de tonos marrones y pueden aparecer sutilmente listadas con un tono más claro. Los juveniles, por su parte, son de color marrón rojizo, más oscuro que en los adultos, y poseen un plumaje compuesto por plumas lanceoladas con finas estrías claras, que son renovadas progresivamente por otras de perfil redondeado. Visto de cerca, en el aspecto del buitre leonado llaman la atención varios detalles morfológicos en la cabeza y el cuello, como el poderoso pico, la característica gola de plumas y el largo y desplumado cuello, cubierto tan solo por un fino plumón, que se adapta perfectamente a la explotación del interior de los cadáveres. Es precisamente en esta zona anatómica de la rapaz donde se pueden apreciar con mayor facilidad las diferentes edades de las aves. Así, los buitres adultos tienen el pico de color hueso, la gola blanca y algodonosa, el plumón de la cabeza claro y el iris de color amarillento o ambarino, mientras que los ejemplares juveniles lucen una gola muy patente y desflecada, compuesta por largas plumas lanceoladas de color rojizo, y tienen el iris y el pico negros. A medida que transcurren los años, los buitres leonados van pasando por diferentes plumajes intermedios —que también afectan a los caracteres antes descritos—, en los que, progresivamente, adquieren la librea del adulto, cosa que sucede cuando cuentan con siete u ocho años. Visto en vuelo, el buitre leonado —que se remonta con las alas ligeramente en “V”— ofrece una silueta inconfundible, con las alas largas y anchas y una reducida cola. También en estos momentos se pueden diferenciar las edades de las aves, ya que los adultos tienen, comparativamente, la cola más corta que los juveniles y el borde posterior del ala más recto, mientras que estos lo presentan aserrado. Canto Es un ave silenciosa salvo en las disputas por las carroñas o por los mejores emplazamientos en posaderos y dormideros, cuando emite una larga serie de sonidos guturales y bufidos.

domingo, 10 de junio de 2018

Garza imperial (Ardea purpurea)

Garza imperial (Ardea  purpurea)

Garza imperial (Ardea  purpurea)

Garza imperial (Ardea  purpurea)

Garza imperial (Ardea  purpurea)

Garza imperial (Ardea  purpurea)

Garza imperial (Ardea  purpurea)

Garza imperial (Ardea  purpurea)

Garza imperial (Ardea  purpurea)

Garza imperial (Ardea  purpurea)

Garza imperial (Ardea  purpurea)

Garza imperial (Ardea  purpurea

Garza imperial (Ardea  purpurea

Garza imperial (Ardea  purpurea

Garza imperial (Ardea  purpurea

Garza imperial (Ardea  purpurea

Garza imperial (Ardea  purpurea

Garza imperial (Ardea  purpurea

Garza imperial (Ardea  purpurea

Garza imperial (Ardea  purpurea

Garza imperial (Ardea  purpurea

Garza imperial (Ardea purpurea) Ave fundamentalmente estival en España, la garza imperial muestra hábitos coloniales a la hora de criar, aunque constituye agregaciones poco densas y casi siempre monoespecíficas. De coloración general vinosa y púrpura —a lo que hace referencia su nombre científico—, esta ardeida luce una elegante y estilizada silueta, tanto en vuelo como cuando permanece posada en la orilla de alguna charca, al amparo de la vegetación, a la espera de capturar alguna presa. Clasificación Orden Ciconiiformes; familia Ardeidae Longitud 70-90 cm. Envergadura 110-145 cm. Identificación Los individuos adultos de garza imperial —muy similares en ambos sexos; la hembra, algo menor— lucen durante el periodo reproductor un vistoso diseño a base de tonos castaños, púrpuras y grisáceos. En el conjunto destacan las bandas longitudinales del cuello, negras y blancas, que se prolongan en unas largas plumas moteadas, y el capirote negruzco con irisaciones verdosas, del que parten un par de plumas oscuras (dibujo 1). La parte inferior de las alas presenta una coloración muy oscura, en tanto que en los hombros dominan los tintes vinosos con reflejos purpúreos. Los jóvenes muestran una coloración menos contrastada, sin las líneas del cuello y con un aspecto general marronáceo. La garza imperial es un ave muy esbelta, con una silueta extraordinariamente estilizada, que en vuelo adopta la postura característica de las ardeidas: cuello recogido, alas curvadas y patas estiradas sobresaliendo por debajo del extremo de la cola (dibujo 2). Aunque resulta bastante similar a la garza real, el menor tamaño y la tonalidad general más oscura de la imperial facilitan su identificación, tanto posada como en vuelo. Canto En vuelo emite un aart, muy ronco y sordo, que recuerda el croar de las ranas.

domingo, 27 de mayo de 2018

Calandria común (Melanocorypha calandra)

Calandria común (Melanocorypha calandra)

Calandria común (Melanocorypha calandra)

Calandria común (Melanocorypha calandra)

Calandria común (Melanocorypha calandra)

Calandria común (Melanocorypha calandra)

Calandria común (Melanocorypha calandra)

Calandria común (Melanocorypha calandra)

Calandria común (Melanocorypha calandra)

Calandria común (Melanocorypha calandra)

Calandria común (Melanocorypha calandra)

Calandria común (Melanocorypha calandra) Como la generalidad de los aláudidos, la calandria común es un ave de tonos terrosos, característica de las llanuras cerealistas y los ambientes esteparios. Distribuida por la cuenca del Mediterráneo, algunas regiones del este de Europa y el centro de Asia, la Península Ibérica se constituye — junto con Rusia— en el principal núcleo poblacional de la especie. Descripción y Clasificación Orden Passeriformes; familia Alaudidae Longitud 18-19 cm. Envergadura 34-42 cm. Identificación Ave de pequeño tamaño, pero de aspecto robusto. Como sucede en otros aláudidos, en esta especie dominan los tonos marrones en el dorso y el listado oscuro. Destacan la cabeza grande, el pico grueso y unas manchas negras a ambos lados del cuello. Su vuelo, potente y con rápidos batidos de alas, incluye trayectorias ondulantes amplias y vertiginosas ascensiones. En vuelo se aprecian las alas negruzcas por abajo, con el borde posterior blanco. Canto Es muy parecido al de la alondra común, aunque más fuerte, más complejo y con notas más ásperas (chirrrr). El canto consiste en un flujo continuo de secuencias cortas, trinos, silbidos, gorjeos e imitaciones variadas.